Caifanes quiere ordenar su locura en un documental

La banda mexicana de rock Caifanes, a dos años de su regresó a los escenarios, iniciará la planeación de un filme documental en el que se aborde su historia o se puedan revivir conciertos memorables, según expresó en entrevista el cantante Saúl Hernández.

“Tenemos mucho material de conciertos, seguimos con la necesidad de que alguien ordene nuestra locura, somos cinco personalidades complejas que están ansiosos de aterrizar el proyecto, estamos concentrados en armar un documental y/o un DVD”, dijo el intérprete de temas como “Afuera” y “La célula que explota”.

“Material para hacerlo siempre ha habido, en cada concierto grabamos lo que pasa pero falta alguien que nos diga ¡basta! Aunque hay muchas opciones de directores de cine la puerta está abierta para el que realmente quiera estar con

nosotros”, añadió el músico.

Caifanes, que se presentó el sábado en el Palacio de los Deportes, tuvieron la tentación de realizar un filme desde hace un par de años, “cuando estábamos en Jaguares, platiqué con Alfonso Cuarón acerca de hacer una película, pero él siempre tiene mil cosas que hacer y nosotros nos ocupamos en conciertos, ya no hemos hablado de eso, así que de momento él no está, hay muchos otros grandes talentos y el proyecto está para quien lo quiera”, comentó Saúl Hernández.

Futuro. La banda Caifanes, que regresó en el 2011 luego de 16 años separados, no tiene prisa por lanzar un nuevo material de estudio, pues aseguran que los resultados de su actual gira son una muestra de que la agrupación se encuentra a otro nivel.

“Honestamente, no tenemos nada que demostrar, si sacamos un disco será porque todas las condiciones se estarán dando para trabajar en él y si no, también estamos felices. No sacaremos un álbum para firmar un contrato ni porque nos estén obligando, si lo lanzamos queremos que sea un disco para expresar nuestras necesidades”, enfatizó el cantante de la banda también integrada por Sabo Romo, Alfonso André, Diego Herrera y Alejandro Marcovich.

“Caifanes está cerrando ciclos de conciertos en el Distrito Federal y Estados Unidos. Nos falta visitar el interior de la república, apenas terminemos volveremos a trabajar en nuevas cosas porque ya es momento de hablar menos y trabajar más en lo creativo, en el fondo todos tenemos muchas ganas de seguir con el proyecto”, aseguró.

Regreso. El músico nacido en la ciudad de México, aprovechó para dar un vistazo a los resultados de la agrupación luego de que se reencontraron en el Vive Latino hace un par de años.

“Estamos viviendo un sueño hecho realidad. Estamos en medio de una gira que no estaba planeada. Todo lo que está pasando es asombroso, van casi millón y medio de personas que nos han visto desde hace dos años que volvimos y estamos pisando el escenario junto a compañeros de otras bandas como La Cuca y El Gran Silencio, creo que es una etapa especial”, comentó.

“Caifanes no es un grupo de moda ni tiene discos actualmente, ni hay sencillos ni videos. Pero estamos en el cariño de la gente y nos sigue, eso es otro nivel, es la muestra más clara de que la pasión no tiene memoria”, concluyó.

Saúl Hernández se suma a la búsqueda de Sugar Man. El vocalista de Caifanes fue el encargado de presentar en México la película Buscando a Sugar Man dirigida por Malik Bendjelloul, ganadora en la última edición de los premios Oscar al Mejor Documental, el cual tendrá su estreno comercial en México el 28 de junio.

“Me llamó la atención la sorpresa que tuvo en mi vida, conocí el proceso por un amigo de Los Ángeles, es un documental que cuenta un mensaje muy hermoso que se centra en la credibilidad, porque la victoria no es el único camino hacia la gloria, de alguna manera me identifiqué porque luchaba por un lugar en la música”, expresó el músico.

El filme aborda la historia de un músico descubierto en un bar de Detroit a fines de los sesentas por dos famosos productores. Graban un disco que resulta ser un álbum desastre y el cantante desaparece entre rumores de un espantoso suicidio en el escenario. Sin embargo, aparece una grabación pirata en la Sudáfrica del apartheid y, durante las dos décadas siguientes, se convierte en un fenómeno.

Leave a Reply